Diferencia entre rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas (con tabla)

los diferencia entre rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas radica en su origen, formación, textura, clasificación, etc.

Las rocas ígneas se derivan del magma (rocas fundidas) o de la lava (rocas fundidas que atraviesan la superficie de la tierra) que se enfrían y solidifican. Estas rocas son principalmente cristalinas. Algunos ejemplos de rocas ígneas incluyen granito, basalto y piedra pómez.

Las rocas sedimentarias se derivan de la acumulación y deposición de otras rocas preexistentes o pequeños restos de animales que se cementan en el fondo de los cuerpos de agua. Estas rocas tienen una estructura fragmentaria. Los ejemplos de rocas sedimentarias incluyen arenisca, tiza y carbón.

Las rocas metamórficas se forman cuando las rocas preexistentes sufren cambios químicos y de estado sólido debido al calor y la presión. Estas rocas son muy duras y pueden parecer foliadas. Algunos ejemplos de rocas metamórficas incluyen mármol, cuarcita, filita, etc.

Tabla de comparación entre rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas

Parámetros de comparación Rocas ígneas Rocas sedimentarias Rocas metamórficas
Origen Las rocas ígneas se derivan de material fundido (magma o lava). Las rocas sedimentarias se derivan de sedimentos de rocas preexistentes, fósiles y pequeños restos de animales. Las rocas metamórficas se derivan de otras rocas.
Formación Las rocas ígneas se forman cuando el material fundido de los volcanes se enfría y solidifica. Las rocas sedimentarias se forman cuando los sedimentos se acumulan, depositan y cementan en el fondo de los cuerpos de agua. Las rocas metamórficas se forman cuando otras rocas preexistentes pasan por cambios químicos y físicos debido al calor y la presión.
Estructura Las rocas ígneas tienen principalmente una estructura cristalina. Las rocas sedimentarias tienen una estructura fragmentaria y contienen una capa interna llamada lecho. Las rocas metamórficas son muy duras y pueden parecer bandas o capas.
Textura La textura de las rocas ígneas depende de qué tan rápido se haya enfriado. Las texturas varían de grano grueso a vidrioso. La textura de las rocas sedimentarias depende de su clastos, edad y configuración de depósito. Generalmente son granulosos. La textura de las rocas metamórficas se folia debido a la presión. Algunas rocas pueden incluso parecer no foliadas y con bandas.
Tipos Las rocas ígneas son de dos tipos: intrusivas (solidificadas a partir del magma debajo de la superficie de la tierra) y extrusivas (solidificadas de la lava en la superficie de la tierra). Las rocas sedimentarias son de tres tipos: rocas sedimentarias clásticas (detríticas), rocas sedimentarias orgánicas (bioquímicas) y rocas sedimentarias precipitadas químicamente. Las rocas metamórficas se pueden dividir en dos categorías básicas: rocas metamórficas foliadas y rocas metamórficas no foliadas.
Ejemplos Entre las rocas ígneas intrusivas se incluyen: granito, diorita, pegmatita; Las rocas ígneas extrusivas incluyen: basalto, toba, piedra pómez, escoria, etc. Caliza, mineral de hierro, tiza, carbón, arenisca, limolita, lutita, pedernal, etc. Pizarra, mármol, cuarcita, filita, gneis, hornfels, etc.

¿Qué son las rocas ígneas?

Las rocas ígneas se forman cuando el material fundido se enfría y solidifica para formar material cristalino. Dado que estas rocas se derivan de forma líquida (a diferencia de las rocas sedimentarias y metamórficas que se derivan de rocas preexistentes), se pueden llamar rocas «primarias».

Las rocas ígneas son abundantes ya que constituyen el 95 por ciento de la sección superior de la corteza terrestre. Además, existen alrededor de 700 variedades diferentes de estas rocas. De estos, el granito es una roca ígnea ampliamente conocida que se utiliza para construir la mayoría de las superficies de la cocina.

¿Qué son las rocas sedimentarias?

Las rocas sedimentarias se derivan de rocas preexistentes y trozos de animales que alguna vez vivieron y que pasan por el proceso de meteorización, transporte, deposición, compactación y cementación. Estas rocas se forman durante millones de años en el fondo de cuerpos de agua como océanos y ríos.

Las rocas sedimentarias se pueden clasificar en rocas clásticas, orgánicas y precipitadas químicamente. Las rocas sedimentarias clásticas son aquellas que se crean en respuesta a la meteorización mecánica en rocas preexistentes.

Las rocas sedimentarias orgánicas son aquellas que se derivan de restos acumulados y depositados de plantas y animales muertos. A veces, puede ocurrir una reacción química entre dos minerales presentes en las rocas. Al enfriarse, estos minerales se precipitan y se convierten en rocas sedimentarias químicas.

¿Qué son las rocas metamórficas?

Las rocas metamórficas se forman cuando las rocas preexistentes se someten a cambios de calor y presión que provocan cambios físicos y químicos en ellas. Las rocas pasan por una temperatura superior a los 150 grados Celsius y una presión de alrededor de 1500 bares para formar nuevas rocas.

Las rocas metamórficas se pueden clasificar en dos tipos: rocas foliadas y no foliadas. Las rocas foliadas son aquellas que tienen una estructura de capas delgadas, mientras que las rocas no foliadas no tienen tal estructura.

Las rocas metamórficas constituyen la mayor parte de la corteza terrestre. Es una roca que se encuentra en abundancia. Curiosamente, dado que el Taj Mahal está hecho completamente de mármol, el monumento es una gran roca metamórfica.

Principales diferencias entre rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas

  1. Las rocas ígneas se forman a partir de material fundido que se solidifica. Por el contrario, las rocas sedimentarias y metamórficas se derivan de rocas preexistentes.
  2. Las rocas ígneas tienen una estructura cristalina, las rocas sedimentarias tienden a ser fragmentarias y estratificadas, mientras que las rocas metamórficas son foliadas o no foliadas.
  3. El 95 por ciento de la sección superior de la corteza terrestre está hecha de rocas ígneas, mientras que estas últimas constituyen el porcentaje restante entre otras rocas y minerales.
  4. Las rocas metamórficas se encuentran más cerca de la superficie de la tierra en comparación con las rocas ígneas que se encuentran en la corteza o manto de la tierra y las rocas sedimentarias que se encuentran en el fondo de los cuerpos de agua.
  5. La roca ígnea más conocida, el granito, se utiliza para construir superficies de cocina. La sal de roca es una roca sedimentaria que se consume en todo el mundo. Las rocas metamórficas como el mármol se utilizan para construir casas y edificios.

Conclusión

Las rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas se pueden diferenciar fácilmente por su formación, textura, estructura, etc. Los tres tipos de rocas a veces pueden ser el mismo mineral o sedimento que atraviesa un ciclo de rocas.

Por ejemplo, una roca ígnea puede pasar por el proceso de meteorización y cementación para formar una roca sedimentaria. Esta roca puede transformarse aún más en una roca metamórfica si se somete a cambios de calor y presión.

Referencias

  1. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/0016714285900018
  2. https://pubs.geoscienceworld.org/gsa/gsabulletin/article/86/8/1085/201860

Haz la prueba